Un jardín privado como escenario de boda.

 

Los novios lo tenían muy claro, no querían una boda tradicional, en un lugar cerrado donde los invitados estuviesen encorsetados y “obligados” a permanecer sentados hasta que éste finalizase.

Un gran festín pensado y diseñado a medida de unos novios exigentes, que buscaban que sus invitados se sintiesen libres para compartir ese dia con ellos y que fuese recordarlo por mucho, mucho tiempo.

Llegamos a la conclusión de que todo el banquete debía hacerse en el exterior, en un jardín  privado de una masía. Una celebración al aire libre, rodeados de naturaleza, respirando aire puro y donde todos pudiesen relajarse en un ambiente familiar y desenfadado.

Dos mesas imperiales sentarían a los invitados, compartiendo comida y anécdotas codo con codo, como una gran familia.

Con estas premisas empezamos a organizar el evento.  Durante algunos meses asesoramos a “nuestros” novios en todos los detalles que compondrían esta celebración, desde la elección de la mantelería, cubertería  y vajilla proporcionados por Dasler, hasta la cata de los vinos, y por supuesto la prueba de los platos principales. Además les acompañamos y aconsejamos tanto en la elección del vestido de novia y novio. Como no, la decoración floral y el ramo de la novia, también corrió a cargo de Ohlala events. Como colores principales los novios optaron por el Lila y el Verde.

El dia de la boda, que parecía tan lejano en el tiempo, por fin llegó.

Comenzamos a montar bien temprano para que todo estuviese perfecto a la hora indicada: es el momento donde los diferentes profesionales deben funcionar como la maquinaria de un reloj. El montaje de las mesas, mantelerías, vajillas y cubiertos, cocineros, decoración y muchos elementos más, todo bajo la supervisión de nuestro Wedding Planner, que como un director de orquesta debe saber leer las partituras y dirigir a los músicos para que la función sea todo un éxito.

En primer lugar llegaron los radiantes novios, que vieron el resultado final antes que nadie, lo que durante tanto tiempo solo existió en su imaginación lo tenían delante de sus ojos y no solo los novios estaban nerviosos, nosotros también sentíamos ese cosquilleo en el estómago.

Todo estaba a punto para que la función comenzase, los primeros invitados fueron llegando y se les recibió con agua de sabores, tras una breve espera, se les dió permiso para acceder a la zona del banquete nupcial.

Después de sentarse en sus correspondientes lugares, los novios hicieron su aparición estelar entre una nube de confetti y aplausos. La alegría inundó el espacio y tras un breve discurso de bienvenida se dio paso a la apertura del catering, donde los invitados podían escoger entre diferentes estaciones de comida: desde un cortador de Jamón ibérico, una mesa de embutidos Gourmet, Sushi, ensaladas, etc.

Y de repente, sucedió,..

Lo que tanto añoraban los novios se hizo realidad y fue casi mágico, todo el mundo estaba disfrutando de un buen banquete, rodeados de amigos y familiares que se levantaban para coger sus platos y a su vez charlaban, reian, se hacían fotos, incluso bailaban y se volvían a sentar.

La cara de los novios radiaba felicidad, sus ojos brillaban y una sonrisa de oreja a oreja reflejaba la satisfacción de ver a sus invitados disfrutar como nunca antes los habían visto.

Los discursos se sucedieron, los regalos a las madres y a los padres, los detalles para los invitados, etc. Resulta imposible describir tantas anecdotas en unas pocas líneas de texto.

Pero, sin duda, todos los allí presentes conicidieron en lo acertado de la propuesta.

Nosotros observábamos el acontecimiento desde una posición general, permaneciendo al margen, pero atentos a cualquier necesidad que los presentes pudieran necesitar.

Finalmente, nos quedamos con el recuerdo de algo tan maravilloso y único que solo ocurre una vez en la vida. Ese día donde lo importante es reunirte con los tuyos, para celebrar el amor, no solo por tu marido o mujer, sino por todos los seres queridos que te han acompañado en los momentos más importantes, y que bien seguro lo harán por muchísimo tiempo más,..

Gracias a los novios, por confiar en Ohlala eventos, para la organización integral de vuestra Boda: os deseamos una vida llena de amor y proyectos en común.


En Ohlala Eventos estamos especializados en la organización de bodas y eventos. Puedes consultar nuestros servicios como weddding planners, arreglos florales o decoración de interior/exterior. Estamos en las zonas de Badalona y Santa Coloma y podemos trasladarnos a la localidad que elijas.